miércoles, 11 de agosto de 2010

Los blancos, los negros y toda la mierda que conllevan los grises

Nunca me he considerado una persona excesibamente extremista, pero lo que nunca me ha gustado nada es que me mareen con misticidades, términos medios absurdos, y demás pamplineria barata.

Un día, así de manera espontánea teniendo una conversión telefónica de estas amargas en las que te dan ganas de inventarte una escusa y colgar porque te estas aguantando las lágrimas, la voz se te corta y no quieres que la otra persona se de cuenta, salio una frase con la que no estoy para nada de acuerdo, fue algo así: "las cosas no son ni blancas ni negras, hay un montón de tonalidades de grises entre ellos dos"

Desde mi punto de vista, toda esa escala de grises de la que hablaba esta persona solo sirven para crear confusiones y malentendidos que pueden derivar en algo mas gordo a lo que llamaremos dolor, desconfianza propia/ajena, etc, etc, solo se pueden permitir ver toda esta escala, la gente que tiene las cosas claras, que sabe lo que quiere, es decidida, y mira la vida desde distintos puntos de vista ya que tienen una idea fija pero a la vez son flexibles mentalmente hablando y por supuesto saben evitar o utilizar y percibir las consecuencias que toooda esa escala conlleva(que no son pocas y en su mayoría tampoco buenas)

Pongamos el ejemplo de una pareja que acaba de empezar una ¿relación? en la que uno de los miembros esta confuso y tiene la idea de decirla a la otra persona esta perla

"quiero seguir conociéndote porque yo no se que pasara de aquí a unos meses, pero tampoco quiero que te hagas ilusiones por si acaso"

o

"tengo tantas ganas de dejarlo, como de seguir contigo"

Para mi, el simple hecho de que mi pareja me dijese esto, seria motivo de un "te lo voy a poner muuy fácil", pero el amor/cariño nos ciega y no siempre es así.

Estoy segura de que los que me leéis (si esque me lee alguien) alguna vez ha dicho o le han dicho esto, y que se reacciona tarde porque tenemos miedo a perder mas de lo que ya tenemos perdido, así que momentaneamente nos hacemos compresivos.

Nos engañamos a nosotros mismos queriendo creer que tienen razón cuando no es así, o simplemente perdemos el tiempo en ponernos en su lugar o comprender y nos herimos mas de lo que ya nos están hiriendo, porque creemos que en ese momento tenemos lo que siempre hemos querido o hemos estado buscando, ya sea una forma de ser, un prototipo o lo que sea.

No se puede querer lo contrario de lo que uno desea, a eso se le llama contradicción.

No se puede odiar a alguien a quien amas, no se puede querer estar con una persona si dudas de querer estar con ella, no puedes creer que una persona no se va a encariñar cuando la estas dando tanto cariño y no se puede hacer creer que la intención es buena cuando ni siquiera existe dicha intención.

Tres meses...un intervalo absurdo de tiempo en el que me ha dado tiempo a darme cuenta de lo que me pasa, y gracias a Eva, me estoy dando cuenta de que me encanta el blanco, al igual que el negro, pero los grises... son una puta mierda.


PD: Lo siento mucho por la gente "gris", pero vais de misticos y en realidad sois unos "enzarpaos", he dicho.

3 comentarios:

  1. totalmente de acuerdo :)

    ResponderEliminar
  2. si es que de grises ya nos hemos cruzado unos cuantos jajajaja

    ResponderEliminar